miércoles, 14 de diciembre de 2011

Molletes Asopaipas




Con la llegada de estas fechas el alma ingenia una nueva ilusión para  llegar a ese rincón donde nada llega. Con el paso del tiempo las personas desarrollamos preferencias personales en las que utilizar nuestro tiempo, como no soy diferente al resto del mundo, también desarrollo la mía. Entrando al supermercado veo un carro con comida acompañado de dos chicas, una de ellas se acerca y me ofrece un panfleto con los objetivos de recogida de comida. Como siempre una sonrisa y un "gracias" son los mínimos gestos que alguien puede ofrecer. Iba buscando harina de fuerza, al no encontrarla salí sin compra y volví a pasar por delante del carro semilleno de productos alimenticios y de aseo personal. Salía con mil ideas en la cabeza: "Eva, venías a por harina, no había harina, no hay compra ... no dejas nada. Ayshhh, pero podría haber comprado ... ¿qué podrías haber comprado si sólo traes dinero para harina?, no sé, algo podría ¿no? ...".
Mi mente seguía reconcomiendo mi falta de humanidad social, pero es que ya tenía programado desde hace mucho tiempo el dar algo más que comida. Siempre me ha impresionado mucho aquella frase de que no sólo hay que dar comida, sino también enseñar a conseguirla. Y aquí estaba mi aportación anual. Sé muy bien cómo funciona la donación de comida tanto en Asuntos Sociales, Cruz Roja, Cáritas, Centros Evangelistas ... (y por favor perdonad, los que no menciono) y qué tipo de comida se dona en cada uno de ellos. En muchos de estos centros se dan productos perecederos a corto plazo, como yogures, natillas, leche, batidos, huevos, frutas, verduras, quesos ... También se da harina, pastas (arroz, espaguetis, macarrones) pan, galletas, legumbres, azúcar ... (con fechas más amplias a plazos de caducidad). Me intriga muchísimo pensar que hace una familia, cuando le dan doce litros de natillas para tomar en tres días, me intriga pensar qué hacen con los yogures, leche y batidos ... que caducarán en la misma fecha. Sé de sobra que todas las fechas de caducidad son "relativas" para muchos de estos productos, pero ... no puedo dejar de intrigarme.
Así que viniendo de dónde vengo, una familia muy humilde, y considerando que me apasionan esos platos (que con vuestras recetas nos regaláis diariamente) logrados de productos sencillos, básicos y que como resultado obtenemos platos tan llenos de sabor; me decidí a que esta iniciativa personal,   fuera más allá. Así que dí media vuelta en mi regreso a casa y me presenté delante de las dos chicas que acompañaban el carro. - "¡Hola, buenas tardes!"
-!" Hola, buenas tardes." Me respondieron la chica rubia y la chica morena.
- "Verán, sé que no he dejado nada en su carro, pero tengo una propuesta que ofrecerles. Veo que todo el mundo deja artículos en el carro, y entiendo que todo lo que aquí se recoge irá a pasar a manos de familias necesitadas. Me preguntaba si podría traerles una cantidad de recetas, elaboradas con productos básicos y perecederos a corto plazo, para que los que reciban estos lotes de comida, puedan compartir en familia el modo de elaborarlos y el placer de degustarlos."
Una enorme sonrisa iluminó la cara de la chica rubia (que pertenece a Cruz Roja).
- "¿Cómo, dices que tienes recetas para entregar junto con los lotes de comida?"
- "Sí, mi intención no es otra que mostrar qué se puede hacer con todos esos productos perecederos a corto plazo,enseñarlo y mostrarlos, hay muchísimas recetas sencillas y riquísimas que con productos básicos se logran maravillas."
- "¡Es estupendo!"
La chica morena contesta:
- "Ummm, no sé yo. Esto quizás creo yo que vas a tener que ir a Asuntos Sociales y preguntarlo allí."
- "¿Perdón?"
- "Sí, no sé si sabes dónde está Asuntos Sociales ... está en ..."
-" Sí, se dónde se encuentra Asuntos Sociales."
- "Si es que a usted le gusta juntar cuatro cosillas y hacer ... "
- "Verá, le estoy proponiendo que al igual que usted recoge un kilo de azúcar, un gel de baño, dos pastillas de jabón y una cajita de pastas ... dejarle unos folios con recetas, para que las reparta a la par con los productos. Cada x tiempo puedo ir dejándoles recetas, y así puedan compartir en familia la elaboración de algo rico. Y lo que le estoy ofreciendo no es "juntar cuatro cosillas", son recetas que ya antes he probado, y por supuesto muchas de ellas no son mías, las encuentro en internet y me han parecido lo sumamente importantes, como para dárselas a mi familia y como para ofrecerlas a quien las quiera hacer."
- "Verá nosotros tenemos un comedor social (con esto me dio a entender que trabajaba en el Ayuntamiento) en el que van muchos niños por la tarde a dar clases de repaso, si usted quisiera en ir a llevarles lo que usted haga."
Dios mío, no sabía cómo explicarle ...
- "No se trata de que yo lleve un día un bizcocho al comedor de Asuntos Sociales para que x niños merienden esa tarde "que no me cuesta hacerlo", pero el significado de toda esta iniciativa es unir a la familia para que elabore un bizcocho y compartan momentos inolvidables de por vida, a que estas familias aprendan otros modos de aprovechamiento de los distintos productos que se les ofrecen ... a que ..."
- "Ya sí, pero eso lo mejor es ir allí y preguntarlo."
- "¿Dices que son recetas que hay en internet y que tú ya las has hecho?", preguntó la chica rubia.
- "Sí, de hecho tengo una página en internet donde podrás encontrarlas. Hay recetas de todo tipo, pero también tengo recetas económicas y caseras, por contener productos básicos y con retalillos de otras comidas. Hoy en día hay poco que inventar, está casi todo inventado como para que yo me dedique a juntar cuatro cosillas."
He de reconocer que aquella frase me dolió.
- "¿Tienes una página en internet, podrías dármela, me das tu correo ... cómo podría ponerme en contacto contigo?" Preguntó la chica rubia.
Le facilité mi página, sin lugar a dudas en ella podría localizarme. Realmente mostró notablemente su interés en la iniciativa. 
La conversación versó en darle clases de cocina a los niños del comedor de Asuntos Sociales ... me habría interesado más si la propuesta hubiese salido en hacerlas (madres o padres con sus hijos), pero creo que por la contínua dirección de la conversación, tras ésta había más pretensiones políticas que una mera ocasión de reconciliar a la familia ... y ...
He visitado Asuntos Sociales en alguna ocasión, y no recuerdo haber visto a aquella chica ... ¿qué interés podría tener el querer que la entrega de unas recetas, tuviera el permiso expreso de la Concejalía de Asuntos Sociales, que además me dedicara a dar clases semanales a los niños que acuden a clases de repaso en el comedor social (sin la presencia de sus padres)?
Yo desarrollo una labor, en el lugar que creo que debo y puedo en cada momento (... y siempre intentando no molestar, ni interferir en su vida). Pero no me gusta que utilicen mi pequeño granito de arena humanitaria, para una contínua venta política.
Volviendo al principio, quería hacer entrega de unos momentos familiares únicos e inolvidables para el resto de sus vidas, envueltos de unas recetas sencillas, en un carro humanitario.



Fuente: Asopaipas. Página web de visita obligada, allí encontramos desde la masa más sencilla de pan, pasando por platos y postres tradicionales hasta llegar a ese plato vanguardista, lleno de color, sabor, texturas y aromas.

Ingredientes:
30 grs de levadura prensada, yo utilicé seca de panadería.
350 grs de agua.
50 grs de aceite de oliva.
600 grs de harina de fuerza.
2 cucharaditas de sal
1 cucharadita de azúcar.

Preparación:
Diluir la levadura en el agua.
Añadir el aceite de oliva.
Mezclar la sal y el azúcar a la harina e incorporarlo a la masa anterior.
Amasar todo bien y dejar reposar hasta que doble su volúmen.
Hacer pequeñas porciones (yo hice nueve) y ponerlas en la placa del horno.
Precalentar el horno a 220º C.
Hacer esferas ovaladas y dejar levar de nuevo aproximadamente 20 minutos.
Bajar la temperatura del horno a 200º C. 
Salpicar con agua las masas y meter al horno (yo aquí puse un vasito con agua dentro de la bandeja) durante 15-20 minutos. Ya sabéis que los hornos son un mundo muyyyyy especial.
Sacarlos, dejarlos enfriar en una rejilla y después les espolvoreé harina por encima.

Nota: la próxima vez los subiré una altura más, se "tostaron" un pelín por debajo ... que ¿no os habíais dado  cuenta? Pues yo lo digo.

Voy sacando el aceite, rallando el tomate, jamón cortado finísimo y café puesto ... ¿quién se apunta? Están calentíííítos ... recién hechossssssss

20 comentarios:

  1. Heidi que quieres que te diga, tu intentabas ayudar poniendo tu granito de arena ayudando a las familias a elaborar sabrosos y sencillos platos con los alimentos que les van a dar... unos folios con recetas no van a hacer mal a nadie y sin embargo cuesta tanto que se decidan!! Como quieren que la gente ayude si luego ponen tantos impedimentos!
    Espero que la chica rubia te llame y puedas darles unas recetas, seguro que les ayudas un montón! Las pretensiones políticas hoy en día, están a la orden y tristemente será así durante muchisimo tiempo!

    Tomo nota de la receta de los molletes, la probaré sin duda!

    Bss!
    www.eldiariodesuesi.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Heidi yo me apunto, contigo a estos molletes y a lo que haga falta, sinceramente creo que la familia y los valors familiares hoy en día están extintos, pero en fin mientras podamos seguiremos intentando promoverlos, bsitos de ladulceali

    ResponderEliminar
  3. Hace muchos años que colaboro con un albergue de Gijón, hacemos de todo, desde limpiar platos, cambiar pañales a niños o comprarles regalos de Reyes, sé bien de lo que hablas, y la tuya me parece una iniciativa muy buena, pero cuando hay necesidad... la comid es lo que cuenta.
    Y realmente, Eva, estamos viviendo miseria de nuevo, no puedes imaginar la cantidad de niños que llegan con sus padres a desayunar al albergue antes de ir al colegio, con zapatos gastados y los libros heredados; y no inmigrantes o negritos, no, niños gijoneses como el mio propio, me duele alma cuando me acuerdo, nunca nada es suficiente

    ResponderEliminar
  4. Suesi, ayshhhh los temas políticos ... y ayshhhh cuando se trata de los menos favorecidossssss.

    Xtos preciosa xula.

    ResponderEliminar
  5. Ali Ponsfer, vengaaa que ya está subiendo el café ... te espero, y huele tooooda la casa .... ayshhhh cómo huele toda la casa.

    Xtos xulísima Ali Ponsfer.

    ResponderEliminar
  6. Isabel, creo que debería haber empezado mi relato contando esto, y el porqué había basado mi pequeña aportación en unas recetas, en vuestras recetas. Conozco un poco la situación que cuentas. Al igual que tú hago una labor muy similar a la tuya ... en otros campos, pero muy parecida, por eso sé el tipo de comida que se reparte, dónde solicitar, documentos a rellenar y dónde repartirla ... y entre tú y yo ... en muchísimas ocasiones me salto tooooodo el protocolo y paso a la acción, al no poder sobrellevar todo lo que veo y esperar a que les llegue la ayuda, por eso voy y se las recojo y llevo yo (a su casa), y les preparo lo que de vuestras recetas veo.
    Un día puede ser fruta, otros masas de pan, empanadas o pizzas, otras pescado, en otras comida ya elaborada (bizcochos, galletas, carnes mechadas, empanadas ...) y en muchas otras relleno documentos de solicitudes, en diferentes municipios. Entiendo que es lo menos que puedo hacer a cambio de una maravillosa sonrisa.
    Quería omitir todo esto porque a fin de cuentas me siento super-egoista, porque para mí "esperar" una sonrisa cuando llego, al ver sus caritas ... ya es sentirme egoista; y así es cómo me siento. Quisera poder hacerlo sin esperar nada a cambio ... pero ... soy asíííííííííí.

    Xtos preciosísisima.

    ResponderEliminar
  7. Dulce, ¿un par completos con aceite, tomate y jamoncito "del nuestro"?
    Oído cocinaaaaa.

    Xtos xula.

    ResponderEliminar
  8. Eva, se hace lo que se puede, pero tal y como está la cosa, hay ocasiones en las que no se puede hacer todo lo que se desearía., de ahí que obtemos por la vía más rápida, dar alimentos no perecederos, que es mi caso...aunque he de reconocer que me gustaría optar por otras vías...No siempre es posible.
    Estos molletes los tengo pendientes, pero como no paro de hacer panes, pronto caen...tienen una pinta estupenda!
    Besitos guapetona!

    ResponderEliminar
  9. Ratita Montse, con la misma receta saqué una variante muy parecida a los "ochíos" que hay en Baeza (con aceite de oliva, pimentón y sal), en cuanto pueda los publico.

    Si te decides a hacerlos, te aseguro que no te defraudarán.

    Xtos preciosa y Felices Fiestas.

    ResponderEliminar
  10. Menuda pinta! Para hacerme una merienda esta misma tartde!

    ResponderEliminar
  11. Rosendo, pues venga vamos abriendo el pan que el resto ya está todo hecho.

    Saludotes.

    ResponderEliminar
  12. Es una pena que una iniciativa tan bonita quede en eso... en fin, ni me sorprende. Tú sigue siendo como eres, que ayudas y mucho ;)

    Pásate por mi blog que hay un amigo invisible, por si te apetece participar.

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  13. Guapa pásate por mi blog, tienes un regalito.

    ResponderEliminar
  14. Mi linda Llanetes, ¿sabes?, me ha encantado el (espera a ver si soy capaz de poner los dedillos en el teclado para representarlo ... a ver ..." ;)" .... jijijiji, ¿es así?.
    Ese, ese, ese me ha encantado ... un señor guiño en condiciones.
    Nena, ¿tú crees que yo seré capaz de hacer todo eso que dices?
    Si estuve esta mañana en tu blog y me fui sin dejarte nada, porque no sabía hacerlo.
    Perdóname por ser tan sumamente desastrosa con esto de los ordeñadores ...¿ves? ordenadores.
    Volveré a intentarlo pero no te garantizo naaaaada, vale?

    Xtos xulísima.

    ResponderEliminar
  15. Fani, Enhorabuena por este maravilloso premio y re-muchísimas gracias por este premio de amistad.

    Xtos xulísima.

    ResponderEliminar
  16. madre mia que esponjosos te han quedado



    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  17. Lola, la verdad es que la receta de Jose Manuel "Asopaipas", es más que recomendable, a la vista está, super-esponjosos.

    Xtos xulísima y si te animas ya sabes ... no olvides el tomate, el aceite ...

    ResponderEliminar
  18. Se ven con una pinta que quita el sentio,los hago seguro,y con mantequilla,jamon cocido y queso estaran de vicio.Gracias por la receta,te la copio jjajajaja ;p
    Te dejo mi blog por siquieres pasarte por alli,te aviso que estoy empezando.Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Días golosos, bienvenido y muchísimas gracias por tu comentario. Me apunto a tu sugerencia y me alegro que te haya gustado.

      Ya he paseado por tu blog y tienes platitos muy interesantes, me quedo para seguirte.

      Xtos.

      Eliminar

Muchísimas gracias por dejarme tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...