sábado, 27 de marzo de 2010

Albóndigas en salsa de almendras


Me encantan las albóndigas, y éstas son especiales por el cúmulo de olores que desprenden al hacerse. Loli condimenta la carne y alguna que otra comida con cominos molidos (media cucharadita) ese olor y aroma que desprenden al hacerse, te llevan a tierras indias, donde las especias llenan los sentidos.
La verdad es que no era muy amiga del comino por su fuerte olor y sabor, pero he descubierto que bien combinado en su justa porción es imprescincible ya en algunas de las comidas que elaboro.
En el pueblo de mi madre (Fuentes de León) mi tía Puri cada vez que voy me elabora unos ricos Repápalos, son unas albondigotas gordas de guarro negro, en un caldo de cocido suave. Son indescriptibles en todos sus contenidos, lo primero por que cuando llego a su casa, esa es su forma de recibirme, lo segundo es su olor, lo tercero su sabor y lo cuarto ese contínuo film de recuerdos que llenan mi mente (anteriormente me las hacía mi abuela Pura, además de sus fabulosas torrijas con leche, nadie las hacía como ella) y el valor de esos recuerdos, no tienen precio.
Esta receta se la dedico a mi tía Puri y a mi abuela Pura. A mi tía por el esfuerzo que hace al recibirme con ellas y trasladarme a esa época en la que todavía estaba mi abuela. Y a mi abuela por haber conformado parte de esa infancia que tan buenos recuerdos sigo guardando de ella, a elogiar y apasionarme por lo que ella tan bien sabía hacer, cocinar.

Ingredientes:
1 Kg de carne picada, mitad de cerdo y ternera.
2 o 3 ajitos picados.
2 huevos. 
Miga de pan blanco, empapado en leche. 
2 cucharadas de perejil picado.
1/4 cucharadita de pimienta molida.
1/4 cucharadita de nuez moscada o flor de macis molida.
1/4 cucharadita de comino molido
Sal.

Salsa de almendras:
3 rebanadas de pan, 1 dedo de gordas.
Un puñado de almendras, con el hueco de la mano abierta.
2 dientes de ajo enteros.
1 clavo de olor.
Aceite de oliva.
Sal.
1/2 carterilla de colorante amarillo.
2 vasos de agua.

Preparación:
En una ensaladera grande poner la carne, y todos los ingredientes. Mezclarlo todo y dejarlo reposar en el frigo, al menos 12 horas.
Para elaborar la salsa de almendras, en una olla se pone el aceite de oliva en la que se freirán el pan, los ajos, el clavo y las almendras a fuego medio (intentando que no se quemen). Se pasa todo a un vaso de batidora para triturarlo. Agregarlo a una olla de agua con sal y el colorante, y cuando empiece a hervir se le irán echando las albóndigas sin freir, para que se vayan cocinando a fuego medio con la salsa.
Con unos diez minutos hirviendo son suficientes para que las albóndigas y su salsa estén hechas.
Si necesitárais más agua para cubrir las albóndigas, añadirla en caliente y de poco a poco, porque al cocinarse la carne, pierde volúmen al soltar su jugo, con lo que éste va a aumentar el caldo de la salsa.

Otro tipo de salsa con las que se puede hacer, es con la que hago la carrillada, http://heidiysusmonerias.blogspot.com/2010/03/carrillada-de-cerdo-en-salsa.html y el resto de la receta es igual a la de almendras.

Se pueden tomar solas, acompañadas de ensalada, con arroz hervido, patatas fritas, cocidas, asadas, en puré...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchísimas gracias por dejarme tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...