sábado, 24 de abril de 2010

Flan de arroz



Esta receta me la pidió mi madre que la había probado en su pueblo "Fuentes de León- Badajoz", en casa de mis primas Pepi y Mª Carmen (realmente ellas no son mis primas, pero a cualquiera que le preguntes en el pueblo no sabrán qué decir, porque conocen los parentescos ... y también la relación entre ambas familias, y se pierden), recuerdo que de pequeñas jugábamos a ser primas y como siempre estábamos juntas, se creía pies de juntillas.

Ellas también han formado parte de mi maravillosa infancia, en la que me sentido, una auténtica "Heidi".
Recuerdo los días en los que apenas salía el sol, tres almitas medio disfrazadas se dirigían a "Los Charquitos" donde terminábamos de disfrazarnos para prepararnos a nuestra faena ... recoger cisco.
Imagináos, con unas botas tres o cuatro números más grandes al de tu pie, con pantalones "especiales" de recogida de carbón (la especialidad lo daba la solera de año tras año, pasando de unos a otros, según íbamos creciendo), los jerseys, chaquetas, chamarretas, guantes, gorras para el pelo ... todo un ajuar digno en el que según nos empezábamos a disfrazar, entraban las risas, las bromas y los chistes de todos los años.
Otro disfraz parecido era cuando íbamos a "Los Pinales" a recoger los higos para los "guarros". Estos ratos tenían otros alicientes, dos higos para los cerdos uno para nosotros, salíamos empacháos de tanto higo.
Otro disfraz cuando había que ir a hacer limpieza a "La Cañá los Lobos", en la que descubrí que si coges nueces verdes del nogal ... tus manos te delatarán, jajajajaja ... estuve casi una semana con las manos tintadas en marrón (no se quitaba con nada el color).
Recuerdo cuando nos disfrazábamos por gusto para hacer nuestros teatros de verano, en el salón de abajo.
También están en mi mente las tardes en la piscina del pueblo, cuando llegaba la hora de irnos y aquellas eternas colas con olor al gel "Fa" (por aquel entonces Chari entraba gratis porque era la Reina de las Fiestas y éramos privilegiadas, Chari era nuestra amiga ... aunque siempre lo fue y hoy en día aún lo sigue siendo).
También recuerdo cuando llegaba la hora de irse a casa a dormir a casa de la abuela y siempre me escondía o me hacía la dormida ... para que "Somovilla" (mi padre) no me llevara. Pero es que teníamos un ritual de retirar la mesita de noche a los pies de la cama, juntar las camas y entre estas poníamos las almohadas ... desarmábamos la habitación entera entre risas de triunfo por haber ganado por otra noche la batalla de dormir fuera, y esperar a que llegara la mañana y escuchar la historia que Pepi había vivido en su sueño (si eran con toros es que iba a llover), y a continuación a desayunar los churros o las tortitas de masa frita con miel o azúcar o meloja (ummmmm que rico) ... nos lo pasábamos a lo grande.

Son tantos los recuerdos que llenan mi infancia ... que hay que darles vida en otro lugar distinto al del baúl de la mente, y este lugar me parece muy apropiado para ello.
Esta receta se la quiero dedicar a ellas, que están siempre pendientes de mi madre, a ellas que forman parte de mi maravillosa infancia, a ellas que después de todos estos años, siguen siendo mis primas, Gracias.

Ingredientes:
3 huevos.
800 grs. de leche.
150 grs. de azúcar.
100 grs. de arroz.
corteza de un limón.
una pizca de sal.

Preparación con Thermomix:
Triturar el arroz, la cáscara de limón y el azúcar, tiene que estar muy bien triturado sobre todo el arroz, una vez triturado, se le agregan los demás ingredientes.
Se programa 10 minutos, temperatura 100º, velocidad 31/2.
Ponerlo en un molde caramelizado y guardar en el frigorífico hasta que cuaje.
Triturar primeramente el azúcar a velocidad máxima para hacerla glas, a continuación hacer lo mismo con el arroz y encima de estos dos ingredientes rallar la piel del limón. Agregar el resto de los ingredientes, pero sólo 600 g (6 cubiletes) de leche y programar 12 minutos, 100 º, velocidad 5. Cuando notemos por el ruido que la crema ya ha espesado, añadir los dos cubiletes restantes de leche, sin detener la máquina agregándolo por encima de la tapa. Cuando veamos que ha vuelto a cuajar, aunque no haya pasado todo el tiempo, paramos la máquina y lo ponemos en la flanera previamente caramelizada.

Preparación sin Thermomix:
Con el molinillo de café, triturar el arroz, la pizca de sal y el azúcar, tiene que quedar todo bien triturado.
Caramelizar un molde o ponerle caramelo líquido.
En un cazo a fuego medio poner la leche, el limón rallado, los huevos, y el arroz con la sal y el azúcar triturado. Pasar la batidora para que los huevos queden bien mezclados con la leche y que al hervir no se hagan hilos(sin dejar de mover, para que no se pegue al fondo, ya que el almidón del arroz va a cuajar la leche). Cocer y cuando espese, retirar del fuego.
Dejar enfriar y al frigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchísimas gracias por dejarme tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...